Saltar al contenido
Qi Gong · Medicina Tradicional China · Dietética · Meditación

Shi Ba Shi 18 movimientos del Tai Ji Qi Gong

Current Status
Not Enrolled
Precio
149€
Get Started

Esta serie de ejercicios fue creada por el Lin Hou Sheng en 1979. Basada, principalmente en movimientos de Qigong y algunos de Taiji.

Lin Hou Sheng nació el 16 de septiembre de 1939 en Fuqing, China. A los 15 años empezó a estudiar con un monje del sur de Shaolín . En 1964 se graduó de la Universidad de Educación Física de Shanghái, especializándose en deportes acuáticos y Wushu. Pudo permanecer en la Universidad Shanghái gracias a sus excelentes calificaciones. Continuó trabajando como investigador en el Instituto de Investigación en Ciencias de la Educación Física de Shanghai. Tristemente este centro fue cerrado durante la Revolución Cultural. Posteriormente, enseñó educación física a una escuela secundaria.

Durante la Revolución Cultural china la práctica del Qigong fue prohibida por ser considerado «una podrida reliquia del feudalismo», «basura de la historia» o bien «una hierba venenosa». Aún existiendo un gran riesgo por su vida y la de su familia, Liu Hou Sheng continuó practicando taiji y qigong a escondidas y durante largas horas hasta bien entrada la noche. Gracias a esta práctica pudo tener grandes sensaciones energéticas de las que su maestro-monje shaolín ya le había hablado, cosa que emocionó grandemente a Liu Hou Sheng.

Una vez levantada la prohibición al morir Mao Zedong, decidió someterse a diversos estudios científicos con un famoso científico nuclear, Gu Hansen. El 10 de marzo de 1978, Lin Housheng proyectó qi externo a través de sus manos que fue medido con modernos dispositivos científicos. Se pudo detectar ondas de baja frecuencia, modulaciones de rayos infrarrojos y ondas electromagnéticas. Gracias a estas pruebas se demostró científicamente que el Qi existía, al menos el Qi que emitía Lin a través de sus manos.

En el año 1979 creó esta serie de ejercicios para mantener la salud y aumentar el qi interno. en 1988, creó la segunda serie de 18 ejercicios más durante la década de los años noventa y a primeros del siglo XXI diseñó las series 3º, 4º, 5º y 6º, con un total de 108 ejercicios sumando todas las series. En 2009 grabó un dvd con sus 36 ejercicios preferidos sacados de estas seis series. En su web se puede consultar toda esta información: http://www.linhousheng.com/

El 21 de junio de 1980, en el Hospital Popular nº 8 de Shangái, se practicó una operación de extirpación de un tumor en la tiroides a una mujer de 29 años, Liu Hou Sheng utilizó por primera vez en una operación la emisión de qi para anestesiar a la paciente. Liu Hou Sheng proyectó qi con sus dedos índice y corazón al punto Yin Tang (situado entre las cejas) de la paciente, al cabo de 3 minutos indicó al cirujano que ya podía iniciar la operación. Durante los 140 minutos que duró la operación no se le administró ningún tipo de anestesia química a la paciente. Se le extirpó un tumor de la medida de una nuez, durante todo el proceso Liu Hou Sheng estuvo emitiendo Qi en el punto anteriormente indicado.

Actualmente, viaja por Asia dando formación, ha llegado a ser una estrella del Qigong, siendo muy reconocido por toda Asia.

Beneficios de Taiji Qigong Shi Ba Shi

La práctica habitual de esta primera serie de 18 ejercicios regula y aumenta la energía y la vitalidad, aporta mayor flexibilidad, agilidad y equilibrio. Te sientes el cuerpo con más frescura, mentalmente te notas con mejor actitud ante la vida diaria, teniendo más fuerza mental y equilibrio emocional. Reduce el estrés, mejora el descanso y la recuperación después de una jornada de trabajo. El estado y lubrificación de las articulaciones mejora y fortalece la musculatura. En resumen, mejora el estado de tu salud física, emocional y mental.

Son ejercicios muy fáciles de aprender, puedes realizar los de ejercicios que quieras aunque te recomiendo que siempre empieces por el primero y termines por el último, el 18º. Puedes variar el orden de los demás ejercicios o hacer sólo algunos, si no tienes tiempo de hacerlos todos.

¡Comenzamos la aventura!